Registrarme
Iniciar Sesion


Versión en español Versió en català

EL ORIGEN DE LA CONDUCTA AGRESIVA

por Mª José González


ORIGEN Y PRINCIPIOS DE LA CONDUCTA AGRESIVA

No se puede hablar propiamente de "conducta agresiva" como si se tratase de una única forma de conducta, sino de distintas formas de agresión. La agresividad puede expresarse de muy diversas maneras y no son rasgos estables y constantes de comportamiento, por lo que debemos tener en cuenta la situación estímulo que la provoca.

Frecuentemente, la violencia es una forma de comunicación social, en cuanto a que tiene una probabilidad muy alta de amplificar la comunicación, pudiendo servirle al violento, entre otras cosas, para la afirmación y defensa de la propia identidad.

¿Existen las personalidades agresivas?. Si tenemos en cuenta las definiciones propuestas por el DSM-IV y el CIE 10, las conductas agresivas son un tipo de trastorno del comportamiento y/o de la personalidad, que trasciende al propio sujeto. Parece haber una gran estabilidad o consistencia longitudinal en la tendencia a mostrarse altamente agresivo con independencia del lugar y del momento.

Aunque la agresividad puede tomar diversas formas de expresión, siempre tendrá como característica más sobresaliente el deseo de herir. El agresor sabe que a su víctima no le gusta lo que está haciendo y, por tanto, no tiene que esperar a que el grupo evalúe su comportamiento como una violación de las normas sociales, sino que la víctima ya le está proporcionando información directa sobre las consecuencias negativas de su acción, lo cual hace que, con frecuencia, se refuercen y se mantengan esas mismas conductas. Es lo que se conoce como "Agresividad hostil o emocional”, y habrá que distinguirla de otro tipo de conducta agresiva que no tiene la finalidad de herir, la llamada "Agresividad instrumental", que es "la que sirve de instrumento para...". Es por ello, que hay que distinguir los agresores con orientación instrumental, que suelen ser aquellos que quieren demostrar ante el grupo su superioridad y dominio, de los agresores hostiles o emocionalmente reactivos, aquellos que usan la violencia porque se sienten fácilmente provocados o porque procesan de forma errónea la información que reciben y, además, no cuentan con respuestas alternativas en su repertorio. No son frecuentes los comportamientos agresivos mixtos, es decir, los que reúnen ambas condiciones.

Existen diversas teorías acerca de la agresividad, cada una de las cuales contribuye a explicar una dimensión del fenómeno. En 1983, Mackal efectuó una clasificación según el elemento que considera determinante para su formulación y las englobó en 6 epígrafes:

Teoría Clásica del Dolor: el dolor está clásicamente condicionado y es siempre suficiente en sí mismo para activar la agresión en los sujetos (Hull, 1943; Pavlov, 1963). El ser humano procura sufrir el mínimo dolor y, por ello, agrede cuando se siente amenazado, anticipándose así a cualquier posibilidad de dolor. Si en la lucha no se obtiene éxito puede sufrir un contraataque y, en este caso, los dos experimentarán dolor, con lo cual la lucha será cada vez más violenta. Hay, por tanto, una relación directa entre la intensidad del estímulo y la de la respuesta.

Teoría de la Frustración (Dollard, Miller y col., 1938): cualquier agresión puede ser atribuida en última instancia a una frustración previa. El estado de frustración producido por la no consecución de una meta, provoca la aparición de un proceso de cólera que, cuando alcanza un grado determinado, puede producir la agresión directa o la verbal. La selección del blanco se hace en función de aquel que es percibido como la fuente de displacer, pero si no es alcanzable aparecerá el desplazamiento.

Teorías Sociológicas de la Agresión (Durkheim, 1938): la causa determinante de la violencia y de cualquier otro hecho social no está en los estados de conciencia individual, sino en los hechos sociales que la preceden. El grupo social es una multitud que, para aliviar la amenaza del estrés extremo, arrastra con fuerza a sus miembros individuales.

La agresividad social puede ser de dos tipos: individual, es fácilmente predecible, sobre todo cuando los objetivos son de tipo material e individualista, o bien grupal. Esta última no se puede predecir tomando como base el

"''>..........

Para tener acceso al contenido completo de todos los artículos es necesario estar registrado como usuario. Puede hacerlo AQUÍ, solo le tomará unos segundos.


Si ya está registrado, puede iniciar sesión AQUÍ.

Mª José González
Licenciada en Psicología
mjgonzalez@psicocentro.com





Libros

CONDUCTAS AGRESIVAS EN LA EDAD ESCOLAR
de Cerezo Ramirez, Fuensanta
Consultar / Comprar en Casa del libro (España)
Consultar / Comprar en Librería Paidós (Argentina)
LA AGRESIVIDAD: COMPRENDERLA Y EVITARLA
de Zaczyk, Christian
Consultar / Comprar en Casa del libro (España)
Consultar / Comprar en Librería Paidós (Argentina)
LA VIOLENCIA Y SUS CLAVES
de Sanmartín, José
Consultar / Comprar en Casa del libro (España)
Consultar / Comprar en Librería Paidós (Argentina)

Buscar en Libreria Paidos libros sobre este tema Buscar en Amazon.com libros sobre este tema
Ir al indice general de artículos de Psicocentro


Recomienda este artículo a un amigo:
Tu nombre: Tu e-mail:
Su nombre: Su e-mail:
Comentario:
 

Añadir web     Página principal     Nuevos enlaces     Indice general artículos     Publicidad en Psicocentro

©Psicocentro.com 2011. Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción total o parcial de este Web sin consentimiento escrito del editor
Psicocentro.com no se hace responsable de las opiniones vertidas por su colaboradores ni garantiza la veracidad de las mismas.